Phishing no es Fishing - Suplantación de identidades

Phishing no es Fishing - Suplantación de identidades

La estafa del Phishing

 

El término Phishing se emplea para definir el hecho de que un estafador te envía un mail suplantando la identidad de otra persona o incluso una entidad bancaria, con el objetivo de sustraerte información, claves, números de tarjetas…

El ataque Phishing se recibe a través de correo electrónico y es común que el remitente sea un comercio, banco o particular que te pide datos muy personales y comprometidos como lo referente a tus cuentas bancarias. En ocasiones se acompaña de mala ortografía, ya que han empleado traductores que han generado dichos errores.

 

Smishing es un proceso muy similar al Phishing, pero se realiza a través de SMS o WhatsApp. En él es habitual encontrarte con un mensaje similar a “has ganado un premio”, “tiene un problema urgente”…

Nunca envíes claves, o códigos por estos canales, desconfía de aquel remitente que te los pida, una organización seria y menos una entidad financiera no operaria de esta manera.

 

¿Cómo podemos detectarlo?

  1. Evita dar datos bancarios por SMS o email. Normalmente los bancos utilizan sus propios canales para las comunicaciones bancarias, su propio portal de banca on line o su App. Emplea estos canales, son seguros y confiables.
  2. Comprueba el asunto del correo y quien lo envía. Verifica la dirección, que contenga el dominio del banco en cuestión.
  3. Observa su ortografía, es habitual que en los correos maliciosos haya faltas o erratas. E incluso que la dirección web tenga caracteres extraños o letras que no encajan.
  4. Atención con los adjuntos. No abras archivos que no esperas, o que te parecen sospechosos. Ante la duda comunícate con el remitente y consúltalo. No habilites contenido puede resultar muy peligroso.
  5. Ojo, las webs seguras comienzan por: https://, y suelen ir acompañadas de un pequeño candado.

 

Ante la duda, no actúes, consulta con nuestro servicio técnico.