EL RITUAL DE LAS SIETE LLAVES

EL RITUAL DE LAS SIETE LLAVES

El ICANN (organismo que protege Internet) tiene siete llaves físicas que reparte a catorce personas, de las cuales siete son portadores «titulares» y los otros siete se quedan como suplentes. Estas llaves dan acceso a cajas de seguridad, dentro de las que están las tarjetas criptográficas con las que generar una nueva SKR (Signed Key Response), y a su vez contiene nuevas claves que habrá que distribuir por Internet para asegurar los sistemas DNS.

Sin embargo, el proceso no es tan sencillo como parece, ya que antes de llegar al ordenador principal para generar la nueva SKR hace falta pasar todo un ritual de seguridad. Los portadores tienen que superar una serie de puertas bloqueadas con claves y escáneres de manos hasta llegar a una sala asegurada donde no se puedan realizar comunicaciones electrónicas, y en ese lugar es donde se actualizan las claves.

El evento al completo está guionizado, es grabado y auditado metódicamente. Incluso han sido descritos los pasos que tienen que seguir los participantes, también es distribuido entre los asistentes y participantes para que cualquiera pueda detectar si algo no se ajusta al protocolo habitual. EL ICANN publica los guiones de cada ceremonia y retransmite por streaming todo el mundo.

La seguridad del funcionamiento de internet como lo conocemos depende de la seguridad de este procedimiento y de que el sistema de DNS (Sistema de Nombre de Dominio) siga funcionando como siempre. Este procedimiento se repite cada 3 meses y puede ser seguido en la web del ICANN