10 claves de las herramientas de Business Intelligence en un ERP

10 claves de las herramientas de Business Intelligence en un ERP

Las herramientas de Inteligencia Empresarial (IE) se han convertido en herramientas cada vez más populares en los modernos Planificadores de Recursos Empresariales (ERP). Estas herramientas tienen el potencial de ofrecer a las empresas información en tiempo real que supervise de cerca las métricas de rendimiento clave. Las organizaciones están adoptando el uso de estas herramientas debido a los beneficios que ofrecen, como la optimización de recursos y la mejora de su productividad general.

¿Qué son las herramientas de inteligencia empresarial?

Las herramientas de inteligencia empresarial son programas informáticos que permiten a las empresas identificar tendencias a partir de sus datos que de otro modo podrían haber pasado desapercibidas. Se utilizan para extraer, transformar y analizar datos de diversas fuentes, como Sistemas de Gestión de Relaciones con los Clientes (CRM), Sistemas de Gestión de Documentos (DMS) y Planificación de Recursos Empresariales (ERP).

Los datos recopilados de estos sistemas se utilizan para extraer conclusiones que pueden ayudar a las organizaciones a tomar las decisiones necesarias para el crecimiento empresarial. Estos datos pueden utilizarse para crear informes detallados, analizar tendencias, prever acontecimientos futuros y optimizar todos los recursos internos. De este modo, las empresas pueden conocer a fondo la marcha de su negocio en cualquier momento.

10 Claves de las herramientas de Business Intelligence

1. Extraer: El primer paso para implementar herramientas de Business Intelligence en un sistema ERP es extraer datos del sistema. Las empresas deben seleccionar cuidadosamente las fuentes de datos (como sistemas CRM, sistemas ERP y sistemas DMS) para recopilar conocimientos sobre ellas y medir su rendimiento.

2. Transformar: El segundo paso es transformar los datos recopilados en una forma utilizable. A menudo implica combinar, limpiar y reestructurar los datos estructurados y no estructurados.

3. Cargar: Una vez transformados los datos, el siguiente paso es cargarlos en un formato adecuado. Esto puede implicar mover los datos a un almacén de datos o incluso a una base de datos analítica.

4. Analizar: El cuarto paso es analizar los datos para descubrir los patrones y correlaciones. Este paso se realiza a menudo mediante análisis descriptivos, predictivos o causales.

5. Visualizar: El quinto paso es visualizar los datos. La visualización de los datos facilita su análisis y puede ayudar a las personas a comprenderlos mejor.

6. Informar: El sexto paso es crear un informe que refleje los resultados del análisis. Los informes pueden incluir datos como tendencias de series temporales, indicadores clave de rendimiento (KPI) e incluso gráficos y cuadros.

7. Automatizar: Las empresas deben considerar la posibilidad de automatizar todo el proceso. Esto puede ayudar a reducir los procesos manuales asociados a la Inteligencia Empresarial.

8. Supervisar: Una vez automatizado el proceso, las empresas deben centrarse en supervisar los datos que se recopilan. Esto puede ayudarles a identificar cualquier disfunción en el sistema y realizar los cambios o correcciones necesarios.

9. Asegurarnos: Las empresas deben asegurarse de que los datos están debidamente protegidos y cifrados. Esto ayudará a proteger los datos sensibles almacenados en el sistema y a minimizar el riesgo de filtración de datos.

10. Gobernar: Por último, las empresas deben asegurarse de que disponen de una gobernanza eficaz para proteger los datos y garantizar su exactitud. Esto puede implicar el establecimiento de sistemas que garanticen la exactitud de los datos, así como sistemas que ejerzan la supervisión y la regulación del sistema.

Beneficios de las herramientas de inteligencia empresarial

Los beneficios de utilizar herramientas de inteligencia empresarial son numerosos. Para las organizaciones, proporcionan la capacidad de obtener una visión profunda de la marcha del negocio. Estos datos pueden utilizarse para identificar ahorros de costes, mejorar el rendimiento e incluso predecir acontecimientos futuros.

Las herramientas de Business Intelligence no sólo pueden ayudar a las organizaciones a comprender mejor sus datos, sino que también pueden ayudar a optimizar las operaciones, reducir costes y crear sistemas más eficientes. Además, estas herramientas pueden ayudar a las empresas a desarrollar estrategias basadas en hechos y datos en lugar de en suposiciones, lo que permite una mejor toma de decisiones.

Las herramientas de Business Intelligence se han convertido en una herramienta esencial para las organizaciones que desean conocer mejor sus operaciones. Estas herramientas han demostrado ser muy eficaces para ayudar a las organizaciones a comprender mejor sus datos y mejorar sus operaciones.

Siguiendo las 10 claves mencionadas, las organizaciones pueden empezar a implantar herramientas de inteligencia empresarial en sus sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP). Al hacerlo, las organizaciones dispondrán de los datos y la información necesarios para ayudarles a tomar decisiones más informadas y optimizar mejor sus recursos